Blog de Jorge Rivas

Blog de Jorge Rivas
www.prensajorgerivas.blogspot.com
Se ha producido un error en este gadget.

Blog de Jorge Rivas

Lista Unidad Socialista

Lista Unidad Socialista
Jorge Rivas Presidente

Lugares de Votación

Lugares de Votación
Horario 08 a 20 hs. con DNI - LC o LE

lunes, 14 de junio de 2010

Otra voz en el Partido Socialista. Ricardo Romero

Balance de la elección

El Partido Socialista por primera vez en su vida de reunificación ha tenido una interna para dirimir la conducción partidaria. Y a manera de balance podemos ver que la contienda convoca a pensar normativas que garanticen la transparencia en las internas partidarias. Es urgente depurar padrones, generar pautas para un codigo electoral e incluso una entidad que garantice neutralidad de las elecciones.
Independientemente del marco en el que se desarrollaron los comicios, el objetivo del oficislismo era invisibilizar y excluir cualquier alternativa. Por eso, en los distritos chicos se marca una paridad, en los distritos clave, con desarrollo partidario, tuvieron que recurrir al vuelco de urna para reducir la presencia de Unidad Socialista, como en Santa Fe y Ciudad de Buenos Aires, cabe como ejemplo que el 50% de los cinco mil votos se concentraron en dos de las 15 Comunas. Y
donde su derrota era decisiva recurrieron sin escrupulos al fraude mas escandaloso, manipulando el padron, los lugares y los centros de votación.
Todo esto no impidió que exista otra voz que, por ahora en minoría, seguirá trabajando para que el partido sea una expresión de las luchas sociales y populares, construyendo una propuesta de manera democrática plural y participativa. En ese camino, seguimos trabajando.

--

jueves, 10 de junio de 2010

Rivas: "Hay que dejar atras un partido conducido por burócratas"

SOCIALISMO-ELECCIONES
El diputado socialista Jorge Rivas dijo hoy que "hay que dejar atrás un partido conducido por burócratas" al referirse a las elecciones internas del Partido Socialista (PS) que tendrán lugar el próximo domingo.
Rivas competirá por la presidencia del partido con el actual titular del PS, el senador Rubén Giustiniani.
Al visitar Bahía Blanca, Rivas dijo que "el desafío de los socialistas en el Bicentenario, con más de 100 años de historia partidaria a nuestras espaldas, es dejar atrás un partido vertical, oscuro e intolerante, conducido por una casta de burócratas a los que nadie eligió, y volverlo a convertir en una herramienta democrática, tolerante y horizontal, como siempre lo fue, y hoy debe ser: un partido moderno".
"La buena noticia es que somos muchos y distribuidos por todo el país los socialistas que no nos resignamos a aceptar este modelo de partido que hoy tenemos en el orden nacional y daremos batalla por cambiarlo", agregó.
"No queremos que el Partido Socialista sea un fin en sí mismo, sino que debe ser una herramienta, junto con otros aliados para la liberación del pueblo trabajador, lo que no dudo que será alcanzado si actuamos sin aferrarnos a ningún dogmatismo y con la suficiente inteligencia como para saber no anteponer los intereses individuales a los colectivos", puntualizó. (Télam).

http://igualdad-ps.blogspot.com/

Rivas: "Hay que dejar atras un partido conducido por burócratas"

SOCIALISMO-ELECCIONES
El diputado socialista Jorge Rivas dijo hoy que "hay que dejar atrás un partido conducido por burócratas" al referirse a las elecciones internas del Partido Socialista (PS) que tendrán lugar el próximo domingo.
Rivas competirá por la presidencia del partido con el actual titular del PS, el senador Rubén Giustiniani.
Al visitar Bahía Blanca, Rivas dijo que "el desafío de los socialistas en el Bicentenario, con más de 100 años de historia partidaria a nuestras espaldas, es dejar atrás un partido vertical, oscuro e intolerante, conducido por una casta de burócratas a los que nadie eligió, y volverlo a convertir en una herramienta democrática, tolerante y horizontal, como siempre lo fue, y hoy debe ser: un partido moderno".
"La buena noticia es que somos muchos y distribuidos por todo el país los socialistas que no nos resignamos a aceptar este modelo de partido que hoy tenemos en el orden nacional y daremos batalla por cambiarlo", agregó.
"No queremos que el Partido Socialista sea un fin en sí mismo, sino que debe ser una herramienta, junto con otros aliados para la liberación del pueblo trabajador, lo que no dudo que será alcanzado si actuamos sin aferrarnos a ningún dogmatismo y con la suficiente inteligencia como para saber no anteponer los intereses individuales a los colectivos", puntualizó. (Télam).

http://igualdad-ps.blogspot.com/

lunes, 31 de mayo de 2010

Irregularidades en las Internas Socialistas.

Irregularidades Internas Socialista, de Red Socialista

Tu nota ha sido creada.

Irregularidades Internas Socialista
Compartir
El sector de Rivas y Basteiro denuncia múltiples irregularidades en la elección interna del socialismo.


La lista que encabeza el diputado nacional Jorge Rivas para la presidencia del Partido Socialista (PS), denunció "una sucesión escandalosa de irregularidades en el proceso electoral interno "tendiente a desalentar la participación de los afiliados", y responsabilizó "personalmente" al senador Rubén Giustiniani, "quien intenta reelegirse por cuarta vez consecutiva, apelando a todo tipo de trampas para dificultar el proselitismo interno".

En particular, la lista Unidad Socialista -que encabeza Rivas e integran Oscar González y el diputado nacional Ariel Basteiro junto a representantes de las distintas federaciones partidarias- aseguraron que "padrones que son simples listados de personas sin otros datos identificatorios, negativa a fijar lugares de votación, ignorancia sobre quienes serán autoridades del comicio y una junta electoral cuya totalidad de miembros responde incondicionalmente" al mencionado senador, son solo algunas de las anomalías detectadas por quienes aspiran "a terminar con un Partido sectario, encapsulado, sin debate interno y aliado a la derecha cívico-ruralista".

"Exigimos que ya mismo se provean los padrones con datos ciertos y completos que permitan llegar en tiempo a los afiliados, que se diga dónde se proponen ubicar las urnas y quiénes serán las autoridades de mesa" señalaron los integrantes de la lista.

"Queremos dirimir las diferencias políticas internas, pero si apelan a este tipo de métodos tramposos es imposible ya que el aparato que maneja Giustiniani evita la elemental transparencia del comicio, poniendo todos los recursos de la agrupación al servicio de su propia lista. Esto no sólo es tramposo sino también antidemocrático", señalaron.

Las apoderadas de la lista que encabeza el diputado Rivas, María José Burgos y Vanina Montenero enviaron sucesivos reclamos a la junta electoral partidaria y a la justicia federal con competencia electoral, dando cuenta de las irregularidades.
Jorge Rivas
Candidato a Presidente del PS

viernes, 21 de mayo de 2010

Herencias. Jorge Rivas. Revista Veintitrés


Revista Veintitrés
Herencias

Por Jorge Rivas*


La vigencia de los derechos humanos es uno de los aspectos en los que el país está avanzando. Y no sólo porque hemos podido remover algunos importantes obstáculos que impedían alcanzar la justicia respecto de los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar, sino también porque se escucha un discurso oficial proclive al esclarecimiento de la verdad, que influye sobre la conducta de los otros poderes del Estado y de la sociedad. Mucho es lo que se ha avanzado, pero sería necio negar que es también mucho lo que aún nos falta.


Sin embargo, para que se entienda a fondo hay que poner énfasis en la importancia superlativa que el factor económico desempeñó en la instrumentación del plan sistemático de desaparición y muerte que ejecutó la dictadura. Ese plan sirvió para generar terror y desmovilización en nuestra sociedad, y poder desplegar sin resistencia un programa de optimización de la renta a través de una fabulosa concentración económica. Así se produjo una de las más fuertes exclusiones sociales que se hayan conocido en la historia de nuestro país.


Pero si en los setenta el poder económico concentrado se sirvió de la institución militar para defender sus privilegios, hoy podemos decir que actúa más sutilmente, corrompiendo políticos inescrupulosos o valiéndose de los que incautamente son funcionales a la defensa de sus intereses.


Es decir que arrastramos secuelas de la dictadura que no se agotan en los delitos de lesa humanidad, sino que se traducen en miseria, baja calidad en salud y educación públicas, en cárceles que no son otra cosa que depósitos de pobres, en el abuso policial y otras faltas de garantías, que deben también ser causa de nuestra militancia de hoy en la defensa de los derechos humanos.


Es elemental para ello institucionalizar una fuerza que nos permita construir una sociedad justa. El enemigo no paró de trabajar en el ’83, sino que continuó socavando las instituciones de la democracia, y fue en la década del ’90 que reformó la Carta Magna, elevando al rango constitucional el sistema de partidos políticos y otorgándoles el monopolio de la representación popular.


Paralelamente fue la década del Consenso de Washington, fin de las ideologías y una extraordinaria práctica expulsiva de militantes de los partidos populares, portadores de demandas sociales que sus dirigentes no estaban dispuestos a escuchar, ya que se habían convertido en pulcros técnicos, que bien podrían mimetizarse con cualquier gerente de una multinacional, que sólo estaban dispuestos a administrar eficientemente la miseria de acuerdo a la lógica del dios mercado.


Pues bien, debemos decir que en esta etapa, las cosas algo han cambiado. En parte, gracias a la impronta del gobierno, y también, gracias a la movilización popular. El cambio fundamental se debió a volver a poner a la política en el lugar decisorio, desplazando a la economía, más exactamente al liberalismo económico, del lugar sagrado que había detentado en las últimas décadas. Además, puso en evidencia el agotamiento de las fuerzas tradicionales, las que se han mostrado impotentes para la construcción de un sujeto social, capaz de empujar un programa de avanzada y permitiéndonos, al mismo tiempo, concientizarnos acerca de la necesidad de poner toda nuestra energía militante en la construcción de nuevas y modernas herramientas políticas que transformen la realidad, en un sentido de progreso.


Es decir que nuestra fragmentación, atomización y lo que podríamos denominar cuentapropismo del reclamo –fruto de nuestra insoportable intolerancia y estupidez, de los hombres y mujeres del campo popular con nuestra tendencia a sobreactuar las diferencias, en vez de agruparnos en defensa de intereses comunes para entender que la pluralidad de lo diverso es nuestro principal capital– debemos comprender que es la unidad en la diversidad lo que nos dará la fuerza suficiente para poner en retroceso a las fuerzas de la reacción.


Atravesamos un tiempo en el que luchamos por volver a tornar en derechos lo que el neoliberalismo tornó servicios, a los que sólo acceden los que pueden pagárselo. La salud, la educación, la Justicia y hasta la seguridad fueron, en los ’90, convertidos en objetos suntuarios, a los que podían acceder muy pocos. Y es un enorme legado de más de 30 mil compañeros desaparecidos volver a hacer de cada derecho un motivo de militancia.


Considero que ejercitar la memoria sobre lo ocurrido, en una sociedad peligrosamente desmemoriada, es el único antídoto para evitar que el horror se repita entre nosotros. Por último, creo que hemos dejado atrás un siglo muy rico, en el que se avanzó en importantes declaraciones y sanciones legislativas, que han sido muy útiles para concientizar a la sociedad en la necesidad de universalizar la vigencia de los derechos humanos. Ahora el desafío que tenemos por delante y que va a requerir nuestra energía militante es hacer que todas esas declaraciones se cumplan efectivamente en nuestra realidad cotidiana.


Sabemos que el trabajo es complejo, pero somos optimistas, porque también sabemos, como nos enseñó Gandhi, que la única lucha que se pierde es la que se abandona. Y nosotros no estamos dispuestos a hacerlo. (Pag. 34)


*Dirigente del Partido Socialista - Diputado nacional